Sustentabilidad Medioambiental en Nestlé


Nestlé Chile trabaja día a día en mejorar la sustentabilidad de sus procesos y productos. El año 2017 fue muy exitoso en ese sentido, ya que se logró avanzar significativamente hacia la meta 2030 de Nestlé.

El mejor ejemplo fue la Certificación Sello Verde Enel-Nestlé, la cual nos permitirá contar, a mediados de 2018, con el 100% de nuestras plantas siendo abastecidas y operando sólo con energías eléctricas renovables no convencionales. Actualmente, 3 de nuestras plantas, que representan el 80% del consumo total de energía eléctrica, están siendo abastecidas con energías limpias.

Adicionalmente, en Fábrica San Fernando se encuentra en etapa de puesta en marcha un parque fotovoltaico de 100 kW, bajo la modalidad de autoconsumo. La generación anual estimada de este proyecto será de 143.000 Kwh, equivalentes al consumo anual de 65 viviendas.

Otro ejemplo es la reducción de residuos a vertedero, un objetivo corporativo muy desafiante, ya que implica que en el año 2020 todas las fábricas y Centros de Distribución de Nestlé, no enviarán ningún residuo a vertedero, sino que habrán reducido su generación, aumentado la reutilización de materiales y reciclaje. En 2017, se redujeron en más de un 35% los residuos de Nestlé Chile, equivalentes a 3.400 ton/año, lo que es equivalente a 340 camiones de basura.

Nuestra Oficina Central también inició el camino al Zero Waste, con una nueva disposición de lugares para segregar los residuos en cada piso, lo que será clave para el siguiente paso que será un efectivo reciclaje.

En 2017 se redujeron en un 8% las emisiones de gases efecto invernadero en relación a la fabricación de nuestros productos, lo que equivale a 10.500 Ton/Año, o a la circulación de 2.500 vehículos durante un año. El proyecto más significativo que ha permitido alcanzar esta reducción, ha sido la conversión de toda la matriz energética de nuestras Fábricas a Gas Natural, la cual culminó con el inicio de dicha transformación en Fábricas Los Ángeles y San Fernando.​​