Nestlé apoyó la construcción de dos nuevas cámaras de frío para Red de Alimentos

To Press Releases listene 25, 2018

​​Nestlé apoyó la construcción de dos nuevas cámaras de frío para Red de Alimentos

Como parte de una donación conjunta con la Embajada de Australia, Transportes Nazar e ING Santiago, Nestlé apoyó la construcción de dos cámaras de congelado en el centro de distribución de RED de Alimentos, institución que recolecta alimentos próximos a vencer y los distribuye entre quienes más los necesitan, evitando su desperdicio.

Esta obra ya es una realidad y beneficiará a más personas con alimentos rescatados, al hacer más eficiente el proceso de almacenaje, que hasta ahora implicaba el arriendo de cámaras de frío externas. Además, las nuevas instalaciones incrementarán la capacidad de provisión de alimentos que requieren cadena de frío.

En lo concreto, la donación consistió en una cámara de congelados y una cámara de frío con 182 m3 y 475 m3 de capacidad respectivamente, algo así como 657 refrigeradores caseros de tamaño promedio. Con temperaturas entre 0 y 5 grados para refrigerados y -20 grados en congelados.

"Para nosotros es un gran avance contar con una cámara de frío y de congelados propia, ya que eso nos permite reasignar esos recursos a otras necesidades de las organizaciones sociales a las que entregamos los alimentos. Confiamos que esto se traducirá en que al hacer más eficiente este proceso, también podremos ayudar a muchas más personas que nos necesitan", explicó Carlos Ingham, presidente y fundador de Red de Alimentos.

Nuestro Presidente Ejecutivo, Pablo Devoto, aseguró que este tipo de acciones deberían ser más frecuentes, además manifestó su deseo de que cada vez más empresas se sumen a esta gran cruzada: "Creo que las empresas tienen la obligación de responder a las necesidades de la sociedad para que ésta pueda desarrollarse y crecer y que la vida sea mejor", señaló.

Nestlé Chile colabora hace años con la Red de Alimentos, corporación sin fines de lucro, cuya misión es rescatar alimentos que las empresas ya no pueden comercializar, pero que son aptos para el consumo humano, y los distribuye entre quienes más los necesitan. Opera exitosamente desde 2010 y sólo en 2017 alimentó a más de 184.000 personas.

​​Nestlé apoyó la construcción de dos nuevas cámaras de frío para Red de Alimentos​​​​