Sort results by
Sort results by

Vecinos de Las Camelias Bajas tendrán agua potable por primera vez y para siempre

Vecinos de Las Camelias

●    La región del Biobío posee un 68% de población rural que se abastece de agua a través de diversas fuentes informales: pozos, ríos, vertientes y camiones aljibe. 


●    El proyecto “Agua para Las Camelias Bajas”, desarrollado por Fundación Amulén, la Municipalidad de Los Ángeles y Nestlé, busca reducir esta brecha y considera la construcción de un sistema de Agua Potable Rural (APR) que beneficiará a más de 120 personas de la zona. 
 
La megasequía cumplió 12 años y continúa su curso. Temperaturas más altas, disminución de precipitaciones y un invierno cada vez más corto. La crisis hídrica es permanente y en las zonas rurales el panorama es aún más desolador, con comunas que no tienen disponibilidad de agua, generando grandes dificultades para la vida diaria, el desarrollo de actividades comerciales y, ahora más que nunca, para enfrentar la pandemia.

El 47,2% de la población rural, es decir, 324.216 hogares, no cuentan con abastecimiento formal de agua potable. Deben abastecerse de pozos, ríos, vertientes, esteros o camiones aljibe. Según datos recientes de Fundación Amulén, este porcentaje se concentra en la macrozona sur, principalmente en regiones que poseen una mayor proporción de población rural abastecida con fuentes informales como lo son La Araucanía (71%), Biobío (68%), Los Lagos (64%) y Los Ríos (62%). 

Ante esta crítica situación, Fundación Amulén, la Municipalidad de Los Ángeles y Nestlé, con el apoyo de los Parques Eólicos Entre Ríos y Lomas de Duqueco, desarrollaron un proyecto para la construcción y habilitación de un sistema de Agua Potable Rural (APR) para la comunidad de Las Camelias Bajas. Actualmente, las familias que serán beneficiadas se abastecen de agua por medio pozos o punteras que no cuentan con sistemas de potabilización, o del camión aljibe que coordina la municipalidad y que sólo entrega 50 litros de agua por persona al día, la mitad de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

“El inicio de la revolución del agua del año 2013 iniciado en nuestra comuna, está siendo muy similar al desarrollo de la revolución rural de la electrificación de los años 80, siendo la Municipalidad de Los Ángeles un ejemplo replicado por otros municipios del país y reconocido a nivel nacional por sus buenas prácticas. A pesar de tener un equipo reducido de profesionales y pocos recursos considerando la envergadura de los objetivos alcanzados, logramos dotar de agua potable a más de 6.000 familias angelinas, fortaleciendo con esto el arraigo de la población al sector rural, disminuyendo las tasas de enfermedades sanitarias y principalmente mejorando la calidad de vida de nuestros vecinos”, explicó el alcalde de la Municipalidad de Los Ángeles, Esteban Krause.


Para Alejandro Claus, presidente de la junta de vecinos de Las Camelias Bajas, “éste es un proyecto totalmente anhelado por los vecinos. Nos aporta bienestar y es una gran ayuda, por lo que lo debemos cuidar. Hemos soñado con esto por más de cuatro años y por fin se concreta”.

CAPACIDAD INSTALADA PARA ABASTECER EN FORMA PERMANENTE
El proyecto “Agua para Las Camelias Bajas” considera obras de captación, tratamiento y distribución de agua potable. La captación se realiza mediante un pozo profundo, con caudal garantizado de tres litros por segundo, construido en un terreno perteneciente a la Junta de Vecinos del sector. En el mismo lugar, se dispone de una caseta donde se realizará el tratamiento de potabilización del agua y su acumulación en dos estanques de 10.000 litros de capacidad. Para otorgar al sistema la presión necesaria para su correcto funcionamiento, hay una electro-bomba, la cual deberá satisfacer la demanda de presión en todos los puntos de red.

“En Fundación Amulén trabajamos para visibilizar la grave situación de escasez hídrica que viven más de un millón de personas en el país. Existen comunidades en Chile que llevan más de 7 años esperando una solución. La realidad es que la relación entre carencia de agua y vulnerabilidad social es directa, por lo que no podemos seguir haciendo más de lo mismo. Es muy difícil surgir, superar obstáculos y avanzar sin contar con un servicio tan básico como el agua”, explica Antonia Rivera, Directora de Proyectos de Fundación Amulén.

“Este proyecto llega a dar vida a esta comunidad, ya que el agua es un elemento esencial para el día a día y más aún en un contexto de crisis sanitaria como el actual”, dijo Alejandra Pizarro, Gerente de Fábrica Nestlé Los Ángeles. “Nuestra compañía está comprometida con el cuidado del agua y lo hacemos por supuesto en nuestras operaciones, pero sabemos que nuestro compromiso no debe quedar ahí y debemos actuar colaborativamente en temas tan relevantes como generar conciencia sobre la importancia de su conservación y saneamiento, así como del acceso a este recurso”, agregó.

Esta comunidad de Los Ángeles es un ejemplo de cómo el acceso a agua potable, por primera vez y para siempre, reduce brechas y abre puertas para una mejor calidad de vida.