Nestlé lidera Índice de Sostenibilidad

To Press Releases listsep 13, 2016

 

La compañía alcanzó la primera posición del sector “alimentación”.

Por segundo año consecutivo, Nestlé obtuvo la primera posición del sector “alimentación” en el Índice Dow Jones Sustainability (DJSI), que constituye un punto de referencia independiente reconocido a nivel mundial y se encarga de medir el desempeño de las 2.500 empresas más grandes del mundo a través de tres dimensiones: económica, ambiental y social.

Iniciativas como optar por la energía eólica para suministrar energía a sus fábricas en México y reducir el consumo de agua en las operaciones, ayudaron a que Nestlé se posicionara en el primer lugar frente al resto de las empresas, con una puntuación de 92 de un máximo de 100.

El DJSI destacó el fuerte desempeño que tiene Nestlé frente a varias normas que miden el impacto ambiental y social de las operaciones, así como la transparencia de la divulgación de su información. A su vez, el índice realizó un especial reconocimiento a los avances realizados por la compañía para integrar los derechos humanos en sus políticas de gestión de proveedores, así como en su liderazgo en salud y nutrición del sector.

En cuanto a la dimensión ambiental, la compañía obtuvo el máximo puntaje de 100 puntos, destacando el compromiso de la empresa por garantizar la entrega de productos y procesos que se comprometen con el nivel ambiental y social.

Desde 2002, Nestlé ha logrado reducir a la mitad las emisiones de gas efecto invernadero (GHG) de sus fábricas por tonelada de producto; también han mejorado la eficiencia energética, han cambiado sus combustibles por otros más limpios y se han introducido en las investigaciones sobre fuentes renovables. ​

Entre 2010 y 2015, las fábricas de Nestlé en España ahorraron más del 50% en consumo de agua y redujeron un 85% los residuos producidos por toneladas. Para intentar disminuir el cambio climático, el 100% de la energía que compra Nestlé procede de fuentes renovables y desde 2010 se han reducido 6,8% las emisiones de gases invernaderos por tonelada de productos acabado.