Volver a todas las historias
2 min (lectura estimada)
Cuando andas corriendo en la vida diaria, es difícil encontrar el momento para fijarse en las “cosas importantes”. ¿Cómo sabemos si nuestras familias tienen conductas saludables? Por suerte, una nueva publicación podría ayudar a arrojar un poco de luz sobre qué está sucediendo con los bebés y los niños.

La revista Preveniendo Enfermedades Crónicas (Preventing Chronic Disease), del Centro para el Control de las Enfermedades de Estados Unidos (US Center for Disease Control – CDC), publicó los hallazgos de nuestro estudio “Alimentando Bebés y Niños” (Feeding Infants and Toddlers Study), FITS por sus siglas en inglés. El FITS es el estudio más amplio de Estados Unidos sobre los patrones de alimentación, nutrición y estilos de vida de niños pequeños, enfocándose en aquellos que tienen desde los 0 a 4 años de edad. Una de las áreas que el estudio observó fue el entendimiento que los padres tienen sobre los comportamientos de salud de sus hijos.

La forma en la que los padres observan la alimentación y la actividad de los niños es importante. Sus opiniones determinan si las familias tratan de cumplir con las recomendaciones alimenticias y de actividad física y cómo intentan hacerlo. Este estudio examinó las percepciones de los padres y los comportamientos de los niños en comparación con las recomendaciones dadas por el proyecto Una vida activa y saludable para las familias (Healthy Active Living for Families) de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics – AAP), apoyado por el Instituto de Nutrición Nestlé (Nestlé Nutrition Institute). Así es cómo la realidad se ajusta a las recomendaciones:

Recomendación: Comer 5 porciones de fruta y verduras al día

Cómo lo estamos haciendo: La mayoría de los padres pensaban que sus hijos consumían suficientes frutas y verduras. En realidad, sólo 30% de los niños en etapa preescolar cumplió con la recomendación de 5 porciones diarias.

Recomendación: Limitar el tiempo de exposición a la pantalla a 2 horas al día para niños mayores de 2 años. No exponer a la pantalla a niños menores de 2 años.

Cómo lo estamos haciendo: Sólo el 2% de los niños pequeños cumplió con la recomendación de no exponerse a la pantalla, mientras que el 79% de niños en edad preescolar cumplió con la recomendación de limitar la exposición a la pantalla a menos de 2 horas al día.

Recomendación: Realizar al menos 1 hora diaria de actividad física

Cómo lo estamos haciendo: Alrededor del 56% de los niños pequeños y 71% de los niños en edad preescolar cumplieron con la recomendación de realizar al menos 1 hora diaria de actividad física.

Recomendación: Limitar el consumo de bebidas azucaradas

Cómo lo estamos haciendo: Alrededor del 56% de los niños pequeños y el 52% de los niños en edad preescolar cumplieron con la recomendación de limitar el consumo de bebidas azucaradas.

Basándonos en estas conclusiones, sabemos que los niños pequeños y los niños en edad preescolar no cumplen con algunas de las recomendaciones sobre la dieta y la actividad física. Los padres están haciendo un gran trabajo para cumplir con las recomendaciones de la actividad física y perciben con precisión que la dieta de sus hijos se vuelve menos saludable a medida que van creciendo. Sin embargo, existe una necesidad de brindar mayor educación sobre aquellos comportamientos específicos que están quedando cortos. “Nuestros hallazgos demuestran que los padres necesitan mayor educación y orientación en variados aspectos de la alimentación saludable”, dijo Denise Deming, Ph. D., Senior Principal Scientist del FITS Estados Unidos.

El estudio FITS cubre una brecha importante en información. Esta investigación acompaña los esfuerzos de Gerber para liderar el camino en la contribución a la nutrición de bebés, niños pequeños y niños en edad preescolar. Gerber brinda productos nutricionales desarrollados científicamente. Actualmente, un nuevo estudio FITS se está llevando a cabo, recolectando datos de más de 3.000 bebés y niños pequeños. La nueva información actualizará nuestro conocimiento sobre diversos aspectos de la dieta de los niños y de su estilo de vida.

Lee el artículo original del CDC o conoce más sobre el estudio FITS (Feeding Infants and Toddlers Study).